En México más de 600 mil alumnos de primaria hasta prepa usan inhalables

Ocupan la cuarta causa en atención de adicciones 

Por: | 28 de Septiembre de 2016 | 15:02 horas

Por: Miriam Arvizu

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014, da a conocer que 606 mil 437 alumnos de secundaria y bachillerato, así como 83 mil alumnos de primaria usan inhalables, informó la Comisión Nacional Contra las Adicciones (CONADIC).

Después del alcohol, tabaco y marihuana, los inhalables ocupan la cuarta causa en atención de adicciones y la de tratamiento por su consumo es mayor en las mujeres que en los hombres, con 19.4 y 11.5 por ciento respectivamente.

Se destaca que de 1991 al 2016, se registró un aumento en el consumo de estas sustancias del 3.5 al 5.8%, lo que alerta a unir esfuerzos entre la sociedad y las familias para impedir que los menores se inicien en el consumo y dañen su salud.

Las estadísticas se dieron a conocer en el marco de la firma de un convenio de colaboración entre la CONADIC y el Fideicomiso para la Investigación Sobre Inhalables (FISI), que tiene como objetivo implementar acciones para la reducir el consumo nocivo de inhalables y solventes, así como implementar mecanismos de vigilancia a establecimientos mercantiles.

“El convenio que busca promover el apego de la normatividad para reducir su disponibilidad” y  fue signado por la directora general de Coordinación y Vinculación Interinstitucional Nacional e Internacional, Nora Frías Melgoza, en representación de Manuel Mondragón y Kalb, titular de la dependencia.

Frías Melgoza resaltó, que el consumo de inhalables y solventes es un problema de salud pública que afecta a niños y jóvenes de entre 10 y 17 años.

La CONADIC cuenta con 116 Centros de Integración Juvenil y 340 Centros de Atención Primaria, así como con las Unidades Estatales de Atención Integral a las Adicciones, en donde se puede atender a todo aquel que lo solicite.

¿Qué son los inhalables?

Los inhalables son sustancias que se usan en la industria, el comercio o el hogar, como pegamentos, solventes, pinturas y limpiadores, su uso provoca irritación de la nariz o boca, falta de hambre, sueño, mareo, pérdida del equilibrio, cambios en la forma en la que se perciben las cosas, tensión, enojo y conductas violentas.

Los efectos duran poco tiempo y muchas veces se vuelven a inhalar las sustancias por lo que es fácil volverse adicto a estas drogas, lo que provoca daños permanentes al organismo como: temblores, fatiga, disminución de la memoria y la inteligencia, depresión, ceguera, infartos cerebrales, problemas respiratorios, del corazón, hígado o riñón.