PRI acusa fraude en elección a gobernador de Aguascalientes

El Revolucionario Institucional destacó que en la democracia cada voto cuenta y debe contar

Por: | 04 de Octubre de 2016 | 19:47 horas

Por: Alberto Valderrábano

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que ante las fallas que reconoció el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, al no contar y registrar todos los votos a favor de la candidata Lorena Martínez Rodríguez, se presentarán las acciones legales para que se aclare la discrepancia en los votos.

El PRI destacó que en la democracia cada voto cuenta y debe contar, porque basta con que un solo voto esté mal contado o computado para señalar que hubo una mala administración electoral, por ello existe una duda razonada entre la ciudadanía, como hoy sucede con más de 2 mil 800 sufragios que no se hicieron valer.

La dirigencia nacional del tricolor indicó que las fallas en el cómputo de los votos en las casillas electorales ubicadas en el Distrito 01, representan un fraude para la ciudadanía, porque además fue un proceso electoral plagado de irregularidades, donde se favoreció al Partido Acción Nacional (PAN) y se evidenció que es un partido político corrupto, ya que se manipularon los votos de forma tendenciosa.

De igual forma se destacó que no se trata de un “simple error”, como lo minimizó el presidente del órgano electoral de Aguascalientes, más bien representa una grave falta que pudiera constituir un fraude electoral.

El Revolucionario Institucional puntualizó que los votos que no se computaron en el sistema pero que sí fueron depositados en las urnas y contabilizados en las actas, correspondían a Lorena Martínez y a los partidos políticos integrantes de la coalición Aguascalientes Grande y para Todos.

Es evidente que si al PAN no se le restó ni un solo voto en el cómputo, hay una presunción de parcialidad del Instituto Estatal Electoral hacia su candidato, por lo que se presentarán las acciones legales que correspondan, porque no hubo certeza legal ni garantía de equidad para los candidatos y los partidos.

Además de las acciones legales para que se aclare la discrepancia en los votos, se pedirá la destitución de los consejeros del Instituto Estatal Electoral y se presentará una denuncia para que se haga una investigación a fondo y sean sancionados los servidores públicos involucrados en esta manipulación del cómputo de votos, no solo por la vía administrativa ante la Secretaría Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral, sino por la vía penal ante la FEPADE.

Ante estas nuevas irregularidades y las ya señaladas como la aparición de boletas electorales, la intromisión del alcalde en la elección que ha sido ya confirmada, y muchas otras graves faltas que se han demostrado, el PRI confía en que la anulación de la elección se verá fortalecida y se emitirá una resolución positiva en próximas fechas por parte de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con el único objetivo de dar un proceso democrático transparente.