Morena prepara un plan de austeridad para que no se afecten los programas sociales

El plan contempla, entre otras medidas, la reducción de los salarios de los servidores públicos de alto nivel hasta en un 50 por ciento

Por: | 05 de Octubre de 2016 | 14:25 horas

Por: Alberto Valderrábano

Ciudad de México (Rasainforma.com).- En caso de aprobarse el presupuesto de egresos 2017, tal como lo envió al Congreso de la Unión el Jefe del Ejecutivo, se podrían perder en México durante el próximo año por lo menos un millón 740 mil empleos, advirtió la legisladora de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Alicia Barrientos Pantoja.

Por lo tanto la legisladora morenista informó que su partido Movimiento de Regeneración Nacional prepara un plan de austeridad con el objetivo de garantizar que no se afecten los programas sociales.

En conferencia de prensa Barrientos Pantoja señaló que el plan contempla, entre otras medidas, la reducción de los salarios de los servidores públicos de alto nivel hasta en un 50 por ciento, tanto en el gobierno federal como en los aparatos burocráticos, desde el gobernador hasta directores generales, de las 32 entidades del país.

Plantea eliminar los viajes al extranjero; terminar con las visitas de gobernadores a otras entidades y suprimir los privilegios de los que goza la alta burocracia.

La también secretaria de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, apuntó que la propuesta de Presupuesto de Egresos del Ejecutivo es un show, donde solo se ven afectados los derechos a la salud, educación y medio ambiente de las clases con menores recursos.

La representante popular dijo que, al reducirse el presupuesto, mantenerse la incompetencia de la administración y la tendencia devaluatoria, no sólo se afectarán las finanzas de las entidades públicas dedicas al desarrollo social, sino también las actividades empresariales.

Entre ellas el despido de trabajadores, empleados y profesionistas de edad adulta; reducción de prestaciones y/o la probabilidad de incorporarlas permanentemente al sueldo, como es el caso de empleados de servicios comerciales, financieros y del área de la construcción.

Habrá cada vez menos trabajadores con base y prestaciones, y aumentará el personal contratado por el sistema outsourcing. Se reducirán, además, los puestos de mandos medios y de apoyo desempeñados por profesionistas.

Alicia Barrientos apuntó que las negociaciones del presupuesto entre las cúpulas del poder solo pretenden mantener los privilegios de grupos políticos y empresariales que han actuado largamente en complicidad dentro del sistema político mexicano y que tratan de impedir un cambio social a partir de las elecciones de 2018.