Ondas tropicales 26 y 27 provocarán fuertes lluvias en ocho estados del país

A sacar paraguas en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Veracruz y Chiapas;  los pronósticos indican que con las precipitaciones podría haber actividad eléctrica y granizadas 

Por: | 08 de Septiembre de 2016 | 8:52 horas

Por: Miriam Arvizu

Ciudad de México (Rasainforma.com).-  Debido a que las lluvias persistirán en diversas regiones de México, se exhorta a la población a extremar precauciones y mantenerse atenta a los avisos de Protección Civil y de las autoridades estatales y municipales, ya que las precipitaciones pueden reblandecer el suelo en algunos sitios y podrían ocasionar deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamiento de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos.

Para las próximas horas de este jueves, se pronostican tormentas fuertes en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Veracruz y Chiapas, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Asimismo, se prevén lluvias con chubascos en Coahuila, Zacatecas, Colima, Guerrero, Puebla, Estado de México, Ciudad de México, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Oaxaca, Campeche, Tabasco y Quintana Roo, y lluvias escasas en Baja California Sur, Sonora, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Aguascalientes y Yucatán. Con las precipitaciones podría haber presentar actividad eléctrica y granizadas.

Las condiciones mencionadas serán originadas por la Onda Tropical Número 26, que se localiza al sur de la Península de Baja California, en interacción con un canal de baja presión extendido desde el norte hasta el centro de México, así como por un canal de baja presión ubicado en el sureste de la República Mexicana, que se combinará con la Onda Tropical Número 27, que se desplaza hacia la Península de Yucatán.

Además, una zona de inestabilidad, asociada a una onda tropical localizada en el oriente del Atlántico, tiene 10 por ciento (%) de potencial para desarrollo ciclónico en el pronóstico a 48 horas y se sitúa aproximadamente a 6 mil 590 kilómetros (km) al este de las costas de Quintana Roo y a 205 km al sur de las Islas Cabo Verde, con desplazamiento al oeste a 23 kilómetros por hora (km/h), sin generar efectos en México.