Ban Ki-moon acusa a algunos jefes de Estado de tener "sangre en las manos"

El secretario general de la ONU se despide de manera categórica de su última intervención en la 71° Asamblea General 

Por: | 20 de Septiembre de 2016 | 12:22 horas

Por: Miriam Arvizu

Estados Unidos (Rassainforma.com).- El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, se despidió en su última intervención ante la Asamblea General, mostrando directamente su descontento a buena parte de los jefes de Estado y de Gobierno.

En el marco de la primera jornada de la 71° Asamblea General de la ONU, donde participan 135 jefes de Estado, de Gobierno y más de 50 ministros, entre ellos, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el secretario criticó la actitud de muchos líderes.

Ban Ki-moon, criticó también a las potencias que "siguen alimentando la maquinaria de guerra" en Siria y que tienen "sangre en sus manos". "En esta sala hay representantes de gobiernos que han ignorado, facilitado, financiado, participado o incluso planeado y ejecutado atrocidades por todas las partes del conflicto sirio contra civiles", denunció.

Se mostró muy crítico con los líderes que alimentan el odio contra refugiados y migrantes, en particular contra los musulmanes, y, sin mencionarlo, pareció referirse entre otros al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, al dirigir su mensaje a "líderes políticos y candidatos".

El secretario general de la ONU hizo mención para los líderes palestinos e israelíes, así como defendió la necesidad de reformas en el funcionamiento de Naciones Unidas para acabar con situaciones que permiten que un solo país detenga toda su maquinaria.

A los dirigentes de Sudán del Sur les imputó de haber "traicionado a su pueblo", a los de Corea del Norte de dedicarse a pruebas nucleares mientras su gente sufre y al presidente sirio, Bachar al Asad, de haber matado a más civiles que nadie en la guerra de su país.

Ban Ki-moon, reconoció que deja su puesto luego de dos términos de cinco años con el mayor número de personas en necesidad de asistencia humanitaria, 130 millones de individuos, que se ubican esencialmente en el Medio Oriente y África.

"Justo cuando pensábamos que no podía ponerse peor, el estándar de depravación se hunde más bajo. El ataque nauseabundo, salvaje y aparentemente deliberado al convoy de asistencia de la ONU y la Media Luna Roja es el último ejemplo", lamentó el titular de la ONU.

El ataque al convoy de asistencia humanitaria, que en los hechos terminó con un cese al fuego en Siria pactado entre Estados Unidos y Rusia, puso igualmente de manifiesto la imposibilidad de la comunidad internacional para terminar una guerra que ya desestabiliza buena parte del planeta.

Destacó además el acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Al respecto, anunció que viajaría a esa nación el próximo lunes para atestiguar la firma oficial de la paz en ese país sudamericano.

Entre los recientes logros de su administración destaca la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes, aprobada la víspera en la ONU y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, que podría entrar en vigor antes de que termine este año.

Uno de los más notables fenómenos sucedidos desde que comenzara su primer mandato al frente del organismo internacional es la irrupción y la masificación de los llamados teléfonos inteligentes y su capacidad de empoderar a sus usuarios.