Profepa rescata y reubica 350 huevos de tortuga marina golfina, en Manzanillo

Los huevos de 4 nidos del quelonio fueron trasladados y sembrados, para su eclosión, en el corral del campamento de la Universidad de Colima, y evitar así su saqueo

Por: | 20 de Agosto de 2016 | 14:16 horas

Paya Azul, Manzanillo (Rasainforma.com/Redacción).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató y reubicó 350 huevos de tortuga marina de la especie golfina (Lepidochelys olivácea) en Playa Azul, Manzanillo.

Durante un operativo de protección de tortugas marinas, inspectores de la Dependencia, en coordinación con personal del Campamento Tortuguero de la Universidad de Colima, rescataron y reubicaron 4 nidos de huevos de tortuga de la especie golfina.

Las 4 nidos tenían 107, 90, 82 y 71 huevos, para sumar un total de 350, que fueron trasladados y resembrados, para su eclosión, en el corral del campamento de la Universidad de Colima, y evitar así su saqueo.

El estado de Colima cuenta con un litoral de 157 kilómetros distribuidos en tres municipios costeros (Manzanillo, Tecomán y Armería), en donde se reciben cada año tres de las cinco especies de tortuga marina reportadas para el Pacífico Mexicano.

Dichas especies de quelonio que arriban al litoral colimense son la tortuga golfina (Lepidochelys olivácea), tortuga prieta o negra (Chelonia agassizii) y de manera aislada ejemplares de tortuga laúd (Dermochelys coriácea).

Todos los quelonios marinos que se reproducen en México están protegidos por la NOM-059-SEMARNAT-2010, por lo que cualquier actividad con fines de tráfico, captura, posesión o transporte de la tortuga marina, es considerada como delito penal y se castiga con uno a nueve años de cárcel y una multa de trescientos a tres mil días de salario mínimo.

Por otra parte, elementos de Protección Civil y de la Policía Municipal de Manzanillo capturaron un ejemplar de cocodrilo americano hembra en la zona de acampar de Peñitas-Miramar, de 2.35 metros de largo, para posteriormente entregar a inspectores de la PROFEPA, quienes lo reubicaron en un espacio catalogado como su hábitat natural.

Asimismo, personal de un hotel en Manzanillo capturó otro ejemplar de cocodrilo, macho, de 1.25 metros, en buenas condiciones físicas y de salud, el cual fue entregado a esta Dependencia Federal con la finalidad de que se le reubicara en su medio natural.

El Crocodylus acutus se encuentra listado en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de “Sujeta a Protección especial” (Pr) y en el Apéndice I del CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

La PRrofepa reitera su compromiso institucional de cuidar y preservar la fauna silvestre y particularmente los ejemplares listados en la NOM-059-SEMARNAT-2010, por lo que exhortó a la ciudadanía a reportar cualquier clase de incidencia que ponga en riesgo a éstos y la integridad física de las personas.