Hechos desmienten a medio que difamó a sacerdote de Puruándiro

Incluso, una mujer presentó un recurso legal contra el medio en cuestión, porque se afectó la integridad de su hijo

Por: | 25 de Septiembre de 2016 | 17:44 horas

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luego que se diera a conocer, lo que a la postre fue una falsa noticia por parte de un medio de comunicación michoacano, que el sacerdote de Janamuato, José Alfredo López Guillén, había sido visto en un hotel con un jovencito; este domingo ha quedado totalmente desmentido el hecho.

Y es que fue la noche de este sábado cuando el cuerpo del sacerdote fue localizado en la carretera Puruándiro–Zináparo, con al menos tres impactos de bala, de acuerdo a versiones de las autoridades correspondientes y de la propia Arquidiócesis de Morelia.

Vecinos de Janamuato aseguran que el sacerdote era una persona íntegra y su preocupación era alejar a los jóvenes de los vicios como el alcohol y otras drogas.

Todo comenzó cuando el propio Cardenal Alberto Suárez Inda, denunció en la cuenta de Youtube de la Arquidiócesis que el presbítero había sido secuestrado y pedía a la autoridad que esclareciera el hecho.

Después de eso, un medio de comunicación local, con corresponsalías nacionales, aseguró que el día que se denunció el presunto secuestro, se había visto y “comprobado” con un material en video, que el sacerdote había sido captado saliendo de un hotel con un menor, lo cual fue difundido ampliamente en medios locales y nacionales, lo que “pondría en duda que se tratara de un secuestro”, señalaba el medio.

Sin embargo el automóvil del clérigo fue localizado el martes (dos días después de que se dejara de saber de él) en el municipio de Quiroga. El coche estaba volcado en la desviación hacia la comunidad de Santa Fe de la Laguna.

Finalmente este domingo se confirmó el deceso del sacerdote, tanto por autoridades como por la propia Arquidiócesis de Morelia.

Esto desmiente además al medio de comunicación en cuestión el cual asegura que por varios días se le vio al sacerdote entrar y salir del hotel. La procuraduría subrayó que el cuerpo del párroco presentaba una rigidez cadavérica de aproximadamente 120 horas, lo cual deja establecido que habría sido ultimado desde que se reportó su desaparición el pasado martes 20 de septiembre.

Aunado a ello una mujer de nombre Lilia presentó un recurso legal en contra del medio, ya que la integridad de su hijo quedó vulnerada, ya que aclaró que quienes salen en las imágenes difundidas por el mismo medio, son su esposo e hijo, y no el sacerdote con un menor.

La denuncia se dio a conocer en el medio nacional El Universal.

Al respecto, MiMorelia.com se pronuncia por tener cada vez medios más responsables y que fundamenten sus informaciones con la verdad, para evitar como en este caso, difamar a una persona y a una institución.

Lamentamos además la desinformación que se genera y rechazamos el tergiversar las cosas, que sólo logra engañar a la sociedad michoacana.

Peor es el caso de que esta información de proyecte a medios nacionales.