Detienen a presuntos asesinos de sacerdote en Michoacán

José Martín Godoy Castro confirmó la detención de dos implicados en el homicidio

Por: | 03 de Octubre de 2016 | 17:10 horas

Por: Ireri Campos/ @IreriCames

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, José Martín Godoy Castro informó que el homicidio del sacerdote de Puruándiro, José Alfredo López Guillén está vinculado con un hecho de convivencia social, tras la detención de dos sujetos.

Aseguró que se ha descartado el secuestro, la vinculación a la delincuencia organizada o un ataque a la religión católica como causas del atentado al párroco.

El titular de la PGJE precisó que las dos personas relacionadas en los hechos, Vicente y Francisco, se encontraban en el domicilio del religioso, según se conoció luego de las investigaciones correspondientes, donde se registró una discusión que culminó en la aprehensión del párroco, maniatado con prendas de vestir por los sujetos.

Godoy Castro añadió que fue una unidad de modelo Jetta blanco donde minutos después transportaron al sacerdote, al tiempo que en una unidad de modelo Tornado colocaron objetos de valor; ambos automóviles con destino a Zináparo.

Al llegar al lugar conocido como “El Guayabal” los delincuentes bajaron a López Guillén y lo asesinaron, encontrando cuatro heridas de proyectil en el cuerpo a decir del procurador de justicia del estado.

Luego de los hechos, los dos sujetos se dirigieron rumbo a Zacapu. Sin embargo, al llegar a Villa Jiménez la unidad Tornado sufrió una avería en los neumáticos, por lo que uno de los implicados recurrió a elementos de seguridad del lugar, dejando el móvil en el estacionamiento de la Policía Municipal.

Los dos sujetos continuaron la huida en el Jetta blanco, y a la altura de Santa Fe de la Laguna tuvieron un accidente que ocasionó que los ocupantes abandonaran la unidad, señaló Martín Godoy.

Explicó que a través de los trabajos de investigación PGJE se logró ubicar las dos unidades y conocer los indicios de participación de Vicente y Francisco en los hechos, quienes se encuentran en el Centro de Reinserción Social de Zamora, tras una orden de aprehensión ante el juez de control, quien determinará la situación jurídica de los implicados.

Durante la inspección de unidades se encontró un equipo celular que aparentemente pertenece a la víctima.