Aseguran en Durango maquinaria pesada en la construcción de irregular Relleno Sanitario

A la fecha ni Semarnat ni laConagua, han expedido autorización alguna para la construcción del proyecto.

Por: | 04 de Septiembre de 2016 | 14:03 horas

Canatlán, Durango (Rasainforma.com/Redacción).- En atención a una denuncia ciudadana presentada por ejidatarios de Canatlán, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)se llevó a cabo visita de inspección en materia de cambio de uso de suelo forestal, y logró el aseguramiento de maquinaria pesada utilizada para la apertura de caminos de acceso y preparación del relleno sanitario que construye el gobierno municipal de Canatlán, Durango, proyecto que se encuentra clausurado desde el 10 de marzo del 2015.

En el lugar no sé acreditó contar con las autorizaciones en materia de cambio de uso de suelo forestal y de impacto ambiental, o en su caso la exención de parte de la SEMARNAT para la realización de la obra.

 Durante la visita de inspección se detectaron obras en una superficie total aproximada de 18 mil 42 m2, en donde se prepara la construcción del basurero municipal, clausurado hace más de un año.

 El inspeccionado quien no presentó la autorización correspondiente para el cambio de uso de suelo en terreno forestal, argumentó que la obra era ejecutada por la Presidencia municipal de Canatlán, por lo que se levantó el acta de inspección y se procedió al aseguramiento precautorio de la maquinaria pesada en el lugar.

 Es de señalar que desde el 10 de marzo de 2015 a la fecha, y con base en la medida dictada dentro del Acuerdo de Emplazamiento; fue clausurado dicho proyecto.

A la fecha ni Semarnat ni la Comisión Nacional del Agua (Conagua), han expedido autorización alguna para la construcción del proyecto.

Asimismo, el 24 de febrero de 2015, los integrantes del comisariado ejidal de Canatlán entregaron un escrito a la Profepa, donde señalan que: “ante las omisiones cometidas por la presidencia municipal al no llevar el proceso que se le pidió, no presentar las solicitudes tanto para realizar el proyecto como para llevar a cambio el uso de suelo, así como los estudios y permisos correspondientes por acuerdo unánime, se le niega la construcción de éste relleno sanitario”.

De manera informal, el titular de la dependencia estatal ha solicitado a la Procuraduría que sólo se permita finalizar la obra, independientemente de que no llegue a operar como relleno.

No obstante que el procedimiento aún se encuentra en curso con la medida de seguridad impuesta al predio, consistente en la clausura total temporal de la obra, se reiniciaron las obras, por lo que la Dependencia negó la suspensión de la multa impuesta al Municipio de Canatlán, así como el retiro de la clausura impuesta.