Especialista prevé desempleo, falta de ingresos y poca inversión para 2017

Miguel Ángel Ayala Barajas resaltó que en el tema de la inflación será determinante si este 29 de septiembre el Banco de México sube o baja la tasa de interés de referencia

Por: | 28 de Septiembre de 2016 | 15:33 horas

Por: Josimar Lara/ @Josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La depreciación del peso mexicano, el bajo crecimiento económico y los problemas en las finanzas federales podrían generar un estancamiento en la economía del país para el siguiente año, analizó el presidente del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), Miguel Ángel Ayala Barajas.

El también investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo explicó que dentro del Paquete Económico 2017 se prevé una disminución del gasto de poco más de 70 millones de pesos más en comparación con 2016 -de acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el ajuste propuesto asciende a un monto de 239.7 mil millones de pesos respecto al PEF 2016, que fue por 169.4 mil millones de pesos-, que afectará a varias secretarías y se disminuirá la contratación de servicios.

“Aquella persona que puede ser proveedor, que vende productos o servicios, va a ver que el gobierno ya no va ser una buena opción o ya no tendrá la fuente de recursos para hacérselos llegar. En el momento de que el gobierno gasta menos ya no va ser tan buen cliente o contratante”, mencionó.

Ayala Barajas señaló que otro elemento que puede afectar la economía mexicana es la inflación, que se estimaba fuera de 4 por ciento este año antes de que se entregara el Paquete Económico 2017 y el dólar se vendiera a 20 pesos, lo que se verá reflejado de manera escalonada en incremento a los costos de varios productos o servicios.

“El hecho de que suba el precio del dólar tiene un efecto inflacionario, porque muchas de las cosas que nosotros compramos vienen del exterior; por lo tanto sube su precio y si antes te costaba un dólar el insumo que sea, pagabas 18 pesos ahora ya tienes que desembolsar 20 pesos, por lo que los productores buscarán trasladar ese costo al consumidor”, detalló.

El presidente del CEEM resaltó que será determinante si este 29 de septiembre el Banco de México sube o baja la tasa de interés de referencia, que es de 4.25 por ciento, con el fin de que se mantengan los capitales en el país; pero en caso de que incremente podría haber consecuencia para los ciudadanos.

“Si ahorita vamos a pedir un crédito a cualquier institución bancaria, la tasa de  interés es de 35 a 40 por ciento promedio, cuando suba la tasa de interés de referencia, éste aumenta por arriba del 45 por ciento; eso representará que si quieres comprar una casa o un auto ya no lo compras porque está caro el crédito. Un incremento en la tasa de interés va disminuir las actividades productivas en el país”, apuntó.

Abundó además que este año se ha tenido un estancamiento en el crecimiento económico a nivel nacional, y la expectativa se ha disminuido a menos de 2 por ciento cuando a inicios de 2016 se esperaba que fuera arriba de 3.3 por ciento.

El economista añadió que con todos estos elementos se vislumbra que para el siguiente año se tenga una situación de desempleo, falta de ingresos y de poca inversión, pero todavía el Gobierno Federal está a tiempo de tomar medidas.