La medallista olímpica Lupita González estuvo a punto de perder una pierna

La marchista comento a Medio Tiempo que su carrera se pudo haber terminado por una negligencia médica tras una lesión de rodilla que tuvo al practicar 400 metro planos

Por: | 19 de Agosto de 2016 | 16:54 horas

Ciudad de México (Rasainforma.com/Redacción).- María Guadalupe González Romero, la mexicana que se colgó la medalla de plata en la prueba de marcha de 20 kilómetros en los Juegos Olímpicos de Río 2016, estuvo a punto de perder una pierna luego de que se lesionara la rodilla.

Y es que la marchista comento a Medio Tiempo que su carrera se pudo haber terminado por una negligencia médica tras una lesión de rodilla que tuvo al practicar 400 metro planos.

Me decían que ya no podía hacer deporte, que me iban a cortar la pierna. Fueron extremistas los médicos del IMSS, acá que no quieren que hagas nada de deporte, fueron muy mala onda conmigo, muy cruel, yo salí casi llorando de la clínica", dijo al medio.

Al respecto, comentó que visitó "muchos doctores, todos los consultorios de esa clínica con varios doctores consulté y todos me decían que no, ya no, la solución para ellos era: 'Ya no corras'", narró.

Pero eso no fue impedimento, y siguió practicando hasta que consiguió su pase a las olimpiadas.

La joven mexicana es todo un estuche de monerías, practicó box por unos años, pero también es ingeniera en sistemas egresada del Instituto Tecnológico de Tlalnepantla.

Una vez egresada, Lupita hizo sus prácticas profesionales en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), donde al principio pensó en entrar a trabajar, sin embargo al recibir la llamada de ofrecimiento del empleo en la dependencia, sin pensarlo rechazó la oferta de trabajo, pues sus aspiraciones deportivas iban por encima de todo.