La 'cruzazulearon' de nuevo; América da sorprendente remontada

Las Águilas del América consiguieron una voltereta histórica en el Clásico Joven ante la Máquina Cementera de Cruz Azul

Por: | 10 de Septiembre de 2016 | 19:23 horas

Por: Teri Maldonado/@terimtorres

Ciudad de México (Rasainforma.com).-  Se vuelve a repetir el episodio, la Máquina tenía el partido ganado ante el América con un marcador de 3-0, sin embargo, la Cruzazulearon de nuevo; las Águilas dieron una sorprendente remontada para finalizar el ‘Clásico Joven’ 4-3. 

Se corrían los primeros minutos del partido y Christian "Chaco" Giménez ya se había convertido en una verdadera pesadilla para la escuadra americanista, y para el mismo Ignacio Ambriz, de quien los aficionados azulcrema “pedían su cabeza”.

Cruz Azul no tuvo piedad del rival y en el minuto 19, el "Chaco" abrió el marcador con un tiro a balón parado, golazo que ni tiempo le dio a Moisés Muñoz desviar el balón. Pasaron dos minutos y Giménez volvió a anotar y de esta forma exhibir  a la mala defensa de las Águilas.

Mientras los ánimos decaían para los de Coapa, Cruz Azul vivía su mejor momento y lo dejó demostrado con un 3-0. El "Conejo" Benítez superó a un defensor, se metió a zona de riesgo, pero atrás llegó Rubens Sambueza y causó la pena máxima. Es así que Francisco Silva la puso por abajo a la derecha con 25 minutos en el cronómetro.

Pareciera que en el complemento Nacho Ambriz fue sentenciado y realmente “entregarían su cabeza”, sin embargo, el equipo que dirige salió a su defensa y al 53´ acortaron distancia en una jugada de pelota parada donde además su rival sufrió la expulsión de Aldo Leao. En dicha acción Oribe Peralta anticipó a sus marcadores en zona de riesgo y cambió la trayectoria del servicio con rumbo al arco.

Crecieron las emociones para ambas aficiones. Sin embargo, a los visitantes se les subió la adrenalina y a los locales la preocupación, luego de que Renato Ibarra desborda por la derecha, mandara el balón a la olla y Silvio Romero definiera con un testarazo de gran técnica.

América siguió en busca de la igualada, su esfuerzo estaba a punto de darle una alegría a su afición. Al 89´, Rubens Sambueza puso un pase a profundidad, cómo con la mano, y Pablo Aguilar cerró la pinza para cabecear a la madriguera.

Para la historia quedarán los últimos instantes. El gol de la remontada llegó desde los botines del Chino Romero, que le pegó al rincón izquierdo desde el corazón del área tras un buen centro de Renato Ibarra. Era el minuto 91´, en tiempo de compensación los visitantes concretaron una victoria para el recuerdo en el Estadio Azul.